Ordenación Sacerdotal

Querido Ademar: Me siento muy feliz al ordenarte hoy presbítero por la imposición
de mis manos de obispo,sabiendo que Jesús un día te vio en este lugar.

MISA CRISMAL DIÓCESIS DE JALAPA

Este Martes 31 de marzo se celebró la Santa Misa Crismal, realizada en el decanato de Jalapa.

Orden Mons. Juan José Gerardi 2014

Reconocimiento a personas u organizaciones que hayan trabajado a favor de los Derechos Humanos.

b2ap3_thumbnail_11949261_886897954699507_207447736111884607_n.jpg“Por amor a la verdad y a nuestra responsabilidad de promover la paz consideramos que el señor presidente debería reflexionar en su conciencia sobre la decisión de no renunciar”

“Traición del Congreso de la República al pueblo guatemalteco al no haber aprobado las reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos propuesta por el Tribunal Supremo Electoral.”

“Nunca en la historia de nuestra democracia habíamos tenido un Congreso como el actual: ineficiente, complaciente con sus intereses personales o partidarios, con la mayoría de diputados tránsfugas.”

Extractos del mensaje “La Esperanza no defrauda (Rom. 5,5)” de los Obispos de Guatemala, ante la situación actual del país, dado a conocer hoy en conferencia de prensa. Mensaje completo acá:

VER DOCUMENTO ORIGINAL

 

Continuar leyendo
en Noticias 29 0
Calificar el artículo:
0

CON OCASIÓN DEL PROCESO ELECTORAL 2015

Documento Original:

Un llamado a participar en la consolidación de nuestra democracia

1.      Con ocasión de las próximas elecciones, a celebrarse el 6 de septiembre del presente año, como obispo de la Diócesis de Jalapa  me dirigo a todos los católicos de Jalapa, El Progreso y Jutiapa, hombres y mujeres, y a las personas de buena voluntad, para invitarlos  a participar mediante el voto, asumiendo la responsabilidad de elegir  a los candidatos por su idoneidad, capacidad y honradez (Cfr. Artículo 113 de la Constitución  Política de la República de Guatemala).

 

2.      Hago este llamado, en primer lugar, porque la coyuntura que vive el país es confusa, compleja y arriesgada para todos, especialmente para los más empobrecidos, que son la mayoría y quienes pagan hasta con la vida la desfachatez de los gobernantes; en segundo lugar, porque desde el proceso de las Santas Misiones Populares, que venimos impulsando en nuestras parroquias, hemos tomado mayor conciencia del derecho y deber que nos asiste de iluminar las realidades sociales, políticas y económicas, desde el Evangelio y la Doctrina social de la Iglesia, proclamando los valores del Reino de Dios: la vida, la libertad, la justicia, la solidaridad, la custodia de nuestra casa común y la paz.

 

3.      La clase política que ha gobernado nuestro país los últimos 30 años le falló, al pueblo de Guatemala al hacer del quehacer político un negocio de familia y del Estado, en todas sus instituciones, un botín, llevándonos a escandalosas situaciones de corrupción e impunidad, que hoy se reflejan en el colapso de nuestro sistema político y en el fracaso del pacto social consagrado en la Constitución Política de la República de Guatemala.

 

4.      Todo esto hace que las elecciones generales carezcan de interés para la ciudadanía, porque no representan ninguna posibilidad de cambio del sistema, ya que los mismos políticos no han querido responder a las legítimas demandas de la población. Sin embargo, consideramos que es indispensable ejercer, con cristiana responsabilidad, nuestro derecho y deber de votar con toda libertad, razonando con claridad y abriendo bien los ojos, para hacer una elección responsable y consciente  de las futuras autoridades. (Cfr. CEG, “Nos Duele Guatemala”, 3 de junio, 2015).

 

Continuar leyendo
en Noticias 729 1
Calificar el artículo:

Unidos a Dios compartimos un grito

Carta abierta de las comunidades afectadas por la minería,

recibidas en Roma por el Pontificio Consejo de Justicia y Paz

Los días 17 a 19 de julio de 2015, se realizó en Roma el encuentro de representantes de comunidades afectadas por actividades mineras, organizado por el Pontificio Consejo de Justicia y Paz (PCJP) en colaboración con la red latinoamericana Iglesias y Minería, con el lema “Unidos a Dios escuchamos un grito”.

Participaron líderes de 18 países del mundo: Chile, Perú, Brasil, Colombia, Honduras, Guatemala, El Salvador, República Dominicana, México, Estados Unidos, Canadá, Suiza, Italia, Mozambique, Ghana, República Democrática del Congo, India y Filipinas. 

b2ap3_thumbnail_11063815_10153498409109257_9053540891618849975_n.jpgFue un encuentro altamente esperado por nuestras comunidades, que están organizándose Progresivamente para denunciar las graves violaciones a los derechos humanos sufridas por la destrucción y contaminación del medio ambiente, los daños a la salud, las divisiones comunitarias, el desarraigo al territorio, las enfermedades, la perdida de la cultura, la prostitución, el alcoholismo y la drogadicción, la perdida de la economía propia y los vínculos con el crimen organizado que son generados por la industria minera. De manera que las comunidades también se organizan para establecer estrategias comunes de resistencia y alternativas.

“El objetivo de este encuentro es reconocer su dignidad”, afirmó el cardenal Turkson, presidente del PCJP. El Papa Francisco la definió “la inmensa dignidad de los pobres” (Laudato Sí – LS 158).

La Iglesia Católica está encontrándose cada vez más con la gravedad de los impactos mineros, dejando heridas profundas e inmisericordes en el seno de la tierra y de las comunidades, que son síntoma de la “única y compleja crisis socio-ambiental” (LS 139).

Continuar leyendo
en Noticias 162 0
Calificar el artículo:
0

Plan de Asistencia y Previsión Social del Clero en Guatemala (PAPS)

b2ap3_thumbnail_264486_169570256440318_1156291_n.jpgPAPS inició en 1985 como una entidad privada, civil, no lucrativa, apolítica, de asistencia y previsión social, integrada por obispos, presbíteros y diáconos de la Iglesia Católica, tanto diocesanos como miembros de congregaciones y órdenes religiosas y personas de vida consagrada, en comunión con la Conferencia Episcopal de Guatemala.

Su misión es desde la fraternidad y solidaridad, garantizar el bienestar integral del sacerdote, velando por una mejor calidad de vida, una vejez sana y digna"

PAPS tiene como finalidad procurar la asistencia y previsión social de sus asociados, de modo que puedan dedicarse con libertad evangélica a su misión. Sus objetivos son:

- Cubrir gastos que por enfermedad y accidentes puedan tener los asociados.

- Establecer pensiones por vejez o invalidez a favor de los asociados.

- Cubrir los gastos funerarios de los mismos.

Además PAPS alquila sus instalaciones para realizar retiros abiertos o cerrados, conferencias o talleres de todo tipo.

Los sacerdotes y religiosos que te ayudaron en tus sacramentos, hoy necesitan de ti en la enfermedad y en la asistencia en su tercera edad.

Solidarízate este primer domingo de agosto con ellos por medio de PAPS. 

En las Siguientes Cuentas

BANRURAL:

3-414-061302

G&T CONTINENTAL

06-5008343-8

BANCO INDUSTRIAL

06-162251-3

 

 

Continuar leyendo
en Noticias 211 1
Calificar el artículo:
0

CARTA ENCÍCLICA

LAUDATO SI’

DEL SANTO PADRE

FRANCISCO

SOBRE EL CUIDADO DE LA CASA COMÚN

1. «Laudato si’, mi’ Signore» – «Alabado seas, mi Señor», cantaba san Francisco de Asís. En ese hermoso cántico nos recordaba que nuestra casa común es también como una hermana, con la cual compartimos la existencia, y como una madre bella que nos acoge entre sus brazos: «Alabado seas, mi Señor, por la hermana nuestra madre tierra, la cual nos sustenta, y gobierna y produce diversos frutos con coloridas flores y hierba»[1].

2. Esta hermana clama por el daño que le provocamos a causa del uso irresponsable y del abuso de los bienes que Dios ha puesto en ella. Hemos crecido pensando que éramos sus propietarios y dominadores, autorizados a expoliarla. La violencia que hay en el corazón humano, herido por el pecado, también se manifiesta en los síntomas de enfermedad que advertimos en el suelo, en el agua, en el aire y en los seres vivientes. Por eso, entre los pobres más abandonados y maltratados, está nuestra oprimida y devastada tierra, que «gime y sufre dolores de parto» (Rm 8,22). Olvidamos que nosotros mismos somos tierra (cf. Gn 2,7). Nuestro propio cuerpo está constituido por los elementos del planeta, su aire es el que nos da el aliento y su agua nos vivifica y restaura.

DESCARGAR EN PDF

Continuar leyendo
en Noticias 418 0
Calificar el artículo:

Facebook

Galeria

Parroquia Nuestra Señora de Lourdes, El Progreso, Jutiapa

Parroquia Nuestra Señora de Lourdes, El Progreso, Jutiapa

Gran Semana Misionera en la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes, El Progreso, Jutiapa